[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern”][vc_column][vc_column_text]

Vitamina B6 o Piridoxina:

 

Un poco de historia:

En 1934, Gyorgy la separó del resto de vitaminas del complejo B y la denominó B6 para diferenciarla de los otros factores de crecimiento B3, B4 y B5. En 1938 se aisló la piridoxina, y dos años más tarde se sintetizó. Y en 1942 se reconocieron otras formas de la vitamina B6: el piridoxal y la piridoxamina.

 

¿Qué es la vitamina B6?

El término B6 engloba a los derivados de la 2-metil-3,5-dihidroximetilpiridín.
Esta vitamina está presente en tres formas: el piridoxal, la piridoxina y la piridoxamina. Todos ellas pueden convertirse en el coenzima fosfato de piridoxal.

 

¿Cuáles son sus funciones?

A diferencia del resto de vitaminas hidrosolubles, ésta se almacena en cantidades considerables en el tejido muscular.
Esta vitamina interacciona con diversos fármacos, por ejemplo la hidracida del ácido nicotínico, fármaco utilizado para la tuberculosis; por ello se administra un suplemento de vitamina B6 cuando se administra este fármaco, y con el alcohol, el alcohol contribuye a la destrucción de la vitamina B6 del organismo.

  • La forma activa de esta vitamina es el fosfato de piridoxal, que sirve de coenzima para múltiples enzimas que intervienen en la síntesis de aminoácidos no esenciales, pues el fosfato de piridoxal tiene la capacidad de transferir grupos amino; por ello, también participa en el metabolismo de las proteínas y de la urea.
  • También participa en la conversión del aminoácido triptófano a niacina.
  • El neurotransmisor serotonina también depende del fosfato de piridoxal, así como la síntesis del grupo hemo (hemoglobina), de los ácidos nucleicos (ADN y ARN) y de la lecitina.
  • La vitamina B6 participa en la liberación de glucosa, a partir del glucógeno, para la biosíntesis de esfingolípidos de las vainas de mielina de las células nerviosas, y en la modulación de los receptores de hormonas esteroideas.

 

¿Qué ocurre si hay deficit?

No suele ser frecuente, ya que la vitamin B6 se halla ampliamente distribuida en la naturaleza. Sin embargo, la deficiencia puede desencadenarse por su interacción con ciertos medicamentos. Las manifestaciones clínicas de la deficiencia son debilidad, insomnio, neuropatías periféricas e irritabilidad.

 

¿Qué ocurre si hay exceso?

El primer caso de toxicidad se describió en el año 1983, cuando se administró a dosis elevadas (2 g/día) durante un periodo de dos o más meses, hasta entonces se creía que esta vitamina no era tóxica. Una dosis de 2 g/día representarían unas 20 veces la dosis máxima. Se ha administrado a dosis elevadas para evitar el síndrome premenstrual, la diabetes durante la gestación, el autismo y la neuropatía periférica. La toxicidad es relativamente baja pero a elevadas dosis puede ocasionar degeneración nerviosa irreversible.

 

¿Cuál es su dosis adecuada?

Las necesidades de vitamina B6 aumentan conforme se incrementan los consumos de proteínas; un estado adecuado de vitamina B6 se mantiene cuando se consume en una proporción de 0,016 mg/kg de proteína. Sus necesidades son de 2 mg. al día.
Se halla presente en todos los alimentos: carne, pescado, aves, patatas, grano entero (trigo), todo tipo de frutos secos, yema de huevo, verduras y frutas. Se encuentra más biodisponible en los alimentos de origen animal que en los de origen vegetal
Pero es una vitamina muy sensible a la temperatura, se pierde por calor. Los congelados disminuyen su contenido en un 40 % y las conservas un 45 %.

 

Alimentos ricos en vitamina B6

Cantidades expresadas en µg/100 gr

Sardinas y boquerones frescos

960

Nueces

870

Lentejas

600

Vísceras y despojos cárnicos

590

Garbanzos

540

Carne de pollo

500

Atún y bonito frescos o congelados

460

Avellanas

450

Carne de ternera o cerdo

400

Plátanos

370

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]