[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern”][vc_column][vc_column_text]

Vitamina B5 o ácido pantoténico.

 

 

Un poco de historia:

En 1933, el científico R.J. Williams denominó Vitamina B5 a una sustancia que era necesaria para el crecimiento de la levadura Saccharomyces cerevisiae.
En 1940 se sintetizó, pero no fue hasta 1947 cuando F. Lipman y sus colaboradores demostraron que este ácido formaba parte del coenzima A, esencial para el metabolismo.
Pantothen en griego significa “en todas partes” por tanto es una vitamina ampliamente distribuida en los alimentos y su deficiencia es muy rara.

 

¿Cuáles son sus funciones?

La principal acción del ácido pantoténico o vitamina B5 es la de mantener y transportar los ácidos grasos mientras sus cadenas son modificadas. Participa en más de 100 reacciones relacionadas con la síntesis de lípidos, neurotransmisores, hormonas esteroideas y hemoglobina, pues forma parte de dos factores de acilación, el coenzima A (CoA) y la proteína portadora de acilos (ACP).

 

¿Qué ocurre si hay deficit?

Al ser una vitamina ampliamente distribuida en los alimentos, su deficit es muy raro. Su ausencia genera una disminución en las defensas y en casos graves de personas desnutridas o en sujetos tratados con antagonistas del ácido pantoténico, se presenta la siguiente sintomatología: fatiga, cansancio, depresión, insomnio, debilidad y parestesia en los dedos y en las plantas de los pies.

 

¿Qué ocurre si se ingiere en exceso?

No se han observado efectos adversos tras la ingestión de grandes dosis.
Dosis de 10 g/día han producido malestar intestinal leve y diarrea.

 

¿Cuál es su dosis recomendada?

Para esta vitamina en 1998 se estableció una ingesta o consumo adecuados, que representaría la cantidad necesaria para restablecer las pérdidas diarias, pero no se establecen RDA.

Se encuentra ampliamente distribuida tanto en alimentos de origen animal como vegetal. Las fuentes más importantes son las vísceras (hígado y corazón), pero también son fuentes la levadura de cerveza, la yema de huevo, el aguacate, el brócoli y los cereales integrales.

 

 

 

Edad (años)

Ácido Pantoténico, B5 (mg)

Lactantes (AI) c

 

0,0-0,5

1,7

0,5-1,0

1,8

Niños

 

1-3

2

4-8

3

Hombres

 

9-13

4

14-18

5

19-30

5

31-50

5

51-70

5

>70

5

Mujeres

 

9-13

4

14-18

5

19-30

5

31-50

5

51-70

5

>70

5

Gestación

 

14-18

6

19-50

6

Lactancia

 

14-18

7

19-50

7

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]