[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern”][vc_column][vc_column_text]

Vitamina A

 

Las vitaminas son micronutrientes no energéticos, moléculas orgánicas esenciales e indispensables para nuestro organismo, y que la mayoría no se absorben tal como se ingieren sino que deben ser transformadas a forma activa. De entre ellas vamos a hablar de la vitamina A, una vitamina liposoluble.

Por liposoluble se entiende al grupo de vitaminas que están presentes en la parte lipídica o grasa de los alimentos y que para ser absorbidas requieren de la presencia de lípidos, así como de sales biliares, para formar una emulsión que facilite su absorción.

Una vez absorbidas, son transportadas a través de la linfa al hígado, y desde allí a  través de proteínas transportadoras serán llevadas al torrente sanguíneo.

Las vitaminas liposolubles se almacenan en la parte lipídica del organismo, y si se consumen en exceso pueden alcanzarse dosis tóxicas.

 

Son: K,E,D y A.

 

A nivel histórico en 1913, los investigadores McCollum y Davis reconocieron la vitamina A como la primera vitamina liposoluble. Y en 1930, el científico Karrer identificó su estructura química y la del caroteno.

 

¿Qué es la vitamina A?

Engloba una serie de compuestos con actividad biológica denominados retinoides.

El cuerpo humano presenta tres formas activas de retinoides:

 

  • Retinol, retinal y ácido retinoico, de las cuales el retinol es la forma más activa.

 

Algunos pigmentos vegetales, como los carotenoides, generan retinoides al metabolizarse. A estos carotenoides que producen retinol se les denomina provitaminas A. El más activo de éstos es el caroteno, un dímero del retinol. Otros carotenoides son el licopeno y la luteína muy importantes como antioxidantes que se encuentran en alimentos, pero que no se pueden transformar en vitamina A.

 

La absorción requiere de una digestión inicial:

 

  • Los alimentos de origen animal presentan la vitamina A en forma de ésteres de retinilo que se hidroliza en el intestino delgado a retinol, el cual se absorbe con mayor eficacia que los ésteres.
  • Los carotenoides presentes en los alimentos de origen vegetal liberan retinol en el intestino e hígado. La biodisponibilidad de los carotenoides depende de la eficacia de absorción y de generación de retinol.

 

La absorción del caroteno y su posterior conversión a retinol es menos eficiente que la de los retinoides directamente.

La oxidación del retinol a retinal es reversible, pero no lo son las posteriores oxidaciones, como la del retinal a ácido retinoico, que es irreversible

En el organismo se almacena en el hígado, donde se encuentra unida a la proteína fijadora de retinol celular. Y se moviliza desde el hígado para distribuirse a los tejidos periféricos.

 

Funciones:

 

Desempeña funciones esenciales para la visión, el crecimiento de células epiteliales, el sistema inmunitario, la reproducción y como acción antioxidante.

Cada una de estas funciones se satisface tanto ingiriendo carotenoides de provitamina A, como ésteres de retinilo, retinol o retinal, ya que cada uno de ellos puede metabolizarse para generar las formas funcionales: retinol, retinal y ácido retinoico.

El retinal es un componente de los pigmentos visuales, de los bastones y de los conos de la retina, y como tal es esencial para la fotorrecepción.

  •  La vitamina A colabora en la síntesis de proteínas y en la diferenciación celular: las superficies de nuestro organismo están recubiertas (interior y exteriormente) de células epiteliales. La vitamina A ayuda a mantener la integridad de éstas, promoviendo su diferenciación y ayudando en la síntesis y secreción de moco, que las protege de infecciones por microorganismos o de las secreciones gástricas.

 

  • El retinol participa en el desarrollo del esperma en el hombre, y en la mujer contribuye al desarrollo fetal durante el embarazo.

 

  • Los carotenoides, además de ser una fuente de vitamina A, pueden actuar por sí mismos como antioxidantes. El caroteno que no es transformado en vitamina A protege al organismo de radicales libres, actúa como anti-radical y como anticancerígeno.

 

¿Qué produce su deficit?

 

El estado carencial depende de sus depósitos en el hígado. Cuando se deja de tomar alimentos ricos en vitamina A, los síntomas de deficiencia no aparecerán hasta que los depósitos se agotan, lo cual puede tardar entre uno y dos años.

La falta de vitamina A aumenta la vulnerabilidad frente a las infecciones, la ceguera nocturna o total (xeroftalmia) y la queratinización, puede provocar incluso la muerte.

Sin vitamina A, las células del estómago y el intestino disminuyen en número y actividad, de modo que secretan una cantidad menor de moco y dan lugar a una acumulación de queratina en los tejidos.

 

¿Qué produce su exceso?

 

La toxicidad se presenta cuando se sobrepasa una ingesta de 15000 ER (equivalentes de retinol)/día.

Las manifestaciones son: enrojecimiento de la piel, pérdida de pelo, hemorragias, anomalías de los huesos, fracturas, fallo hepático y consecuentemente exitus.

Los síntomas aparecen cuando la proteína transportadora de vitamina A se encuentra saturada y la vitamina A en forma libre daña las células. La toxicidad de esta vitamina se asocia a una sobreestimulación de la división celular.

La vitamina A es teratogénica causante de desarrollo fetal anormal y de defectos de nacimiento a dosis superiores a las 10000 UI (1UI equivale a 0,3 g de vitamina A). Las ingestas anteriores a las siete semanas de gestación son las más peligrosas, por esta razón no se dan suplementos de esta vitamina en el primer trimestre de embarazo.

 

Estos síntomas son raros cuando la cantidad de vitamina A es proporcionada por una dieta.

 

Cantidad a ingerir:

 

Las nuevas ingestas dietéticas recomendadas (RDA) para la vitamina A se establecieron en el año 2001. Las dosis recomendadas se pueden alcanzar consumiendo vitamina A o en forma de precursor.

 

1RE (equivalentes de retinol)= 1 g retinol= 6 g b-caroteno= 12 g de otros precursores de vitamina A

Edad (años)

Vitamina A (g de retinol)

Hombres

 

9-13

600

14-18

900

19-30

900

31-50

900

51-70

900

>70

900

Mujeres

 

9-13

600

14-18

700

19-30

700

31-50

700

51-70

700

>70

700

Gestación

 

14-18

750

19-50

770

Lactancia

 

14-18

1200

19-50

1300

 

ALIMENTOS ricos en vitamina A:

 

Los alimentos ricos en vitamina A son aquellos de origen animal: hígado, aceites de hígado de pescado, leche y derivados, mantequilla y huevos.

Los alimentos de origen vegetal NO contienen vitamina A, pero numerosos vegetales y algunas frutas contienen carotenoides, precursores de dicha vitamina, por ejemplo, las espinacas, zanahorias y boniatos, entre otros.

 

Ejemplos de Alimentos ricos en vitamina A
Cantidades expresadas en µg/100 gr. (Equivalentes de retinol).
Vísceras de animales 5800
Acedera 2100
Zanahorias 2000
Espinacas (cocidas) 1000
Perejil 1160
Mantequilla 970
Boniatos 670
Aceite de soja 583
Atún y bonito frescos o congelados 450
Quesos 240
Huevos 220
Otras verduras (tomates, lechugas, etc.) 130
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]