[vc_row css_animation=”” row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” angled_section=”no” text_align=”left” background_image_as_pattern=”without_pattern”][vc_column][vc_column_text]

Cinc

 

 

El descubrimiento en 1960 de que la deficiencia de cinc conducía a retraso en el crecimiento y desarrollo sexual, puso de manifiesto la esencialidad de este catión.
Las concentraciones más altas se encuentran en la piel, el cabello, las uñas, la retina y los tejidos gonadales del varón (hay un elevado contenido en los espermatozoides), seguido del tejido muscular y los huesos.

 

¿Cuáles son sus funciones?

Este elemento es necesario para el funcionamiento normal de más de un centenar de enzimas implicadas en el metabolismo de los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas, en los procesos de degradación y de síntesis de ácidos nucleicos, en el transporte del dióxido de carbono y en muchas otras reacciones.

Puede afectar a la unión en las membranas de las proteínas, y también juega un papel importante en la estabilización de dichas membranas.
Participa en la supresión de radicales libres en células aisladas, junto con el cobre para que la enzima superóxido dismutasa actúe eficazmente eliminando los aniones superóxido.
Es imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema inmune.

 

¿Cómo se absorve?

Se absorbe mediante transporte activo y difusión, fundamentalmente en el intestino delgado, con tendencia a disminuir con laedad.

El cinc absorbido es transportado vía portal al hígado, y allí la albúmina, la proteína transportadora más importante en la sangre portal determina su absorción, al afectar a la proporción de catión transferido desde los enterocitos.

Los diferentes tejidos captan de la sangre cantidades variables del catión, siendo el hígado el que presenta una mayor captación, seguido del hueso, la piel, el riñón y el timo.

A diferencia de lo que sucede con otros iones, el cinc no se almacena en el organismo y el exceso es eliminado del cuerpo. La excreción del mismo se realiza fundamentalmente vía fecal a través de la secreción pancreática, biliar, mucosal y asimismo por células mucosales descamadas.

 

Existen diversos factores que afectan a la absorción intestinal:

    • La cantidad de cinc absorbida depende de las necesidades corporales del catión.
    • El cinc puede unirse a ligandos exógenos que mejoran su solubilidad o a otros mecanismos que, incrementan su absorción. Así, el ácido cítrico estimula la absorción de cinc, la fibra y los fitatos (muy abundantes en alimentos elaborados a partir de cereales integrales) la disminuyen.

 

 

En general, el cinc procedente de vegetales es menos disponible que el proporcionado por alimentos de origen animal

Las interacciones entre distintos minerales pueden ser uno de los factores que más influencia tiene en la disponibilidad del cinc. Así, se ha observado, que algunos preparados infantiles fortificados con hierro y no complementados con cinc han dado lugar a retrasos en el crecimiento y que la complementación con altas dosis de hierro durante el embarazo puede modificar los niveles plasmáticos de cinc.

 

¿Qué ocurre cuando hay deficit?

El deficit de cinc da lugar a anorexia, reducción del crecimiento y alteraciones en la maduración sexual. Asimismo, se pueden observar otros síntomas producidos por la carencia del catión como alteraciones del sistema inmunitario, lesiones cutáneas, diarrea, pérdida del cabello, pérdida del sentido del gusto, alteraciones del olfato, ceguera nocturna, cicatrización lenta de heridas, alteraciones del comportamiento, etc.

 

¿Cuál es su dosis recomendada?

Se han establecido unos requerimientos mínimos diarios de 15 mg.

 

El contenido de cinc destaca en las ostras, y en menor proporción en los crustáceos, los moluscos, la carne roja, las leguminosas y cereales integrales.
En las grasas, el pescado y los dulces es relativamente bajo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALIMENTOS RICOS EN Zn

Cantidad de Zn (mg/100 gr. de alimento)

Ostras

52

Salvado de trigo

18,7

Piñones

6,5

Carne caballo

                 6

Centollo

5,5

Pipas girasol

5,1

Avena

4,5

Caracoles

4,4

Judías

4,1

Yema huevo

3,9

Gamba, cangrejo

3,7

Guisantes

3,5

Chuleta ternera

3,5

Ancha en aceite

3,4

Lentejas

3,1

Sardina en aceite

2,9

Fiambres

2,9

Pistachos

2,8

Pato

2,7

Jamón serrano

2,3

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]